Noticias

17/11/2020 UN AÑO MÁS, EL AYUNTAMIENTO DE BOLAÑOS CONGELA LOS IMPUESTOS MUNICIPALES PARA 2021

Durante la sesión plenaria del pasado viernes, solo se acordó revisar las tasas correspondientes al servicio de distribución de agua potable, por la obligación contractual que tiene el ayuntamiento desde 2009, cuando gobernaba el Grupo Socialista Municipal, y el de recogida de residuos, por haberle subido al ayuntamiento el consorcio RSU el precio de la recogida para 2021, manteniéndose inalterados el resto de impuestos y tasas.

El ayuntamiento de Bolaños trató en el pleno extraordinario del pasado 13 de Noviembre la modificación de las tasas que van a sufrir variación en el año 2021, que solo serán la del servicio de agua potable y la del de recogida de residuos, manteniéndose otro año más el resto de impuestos y tasas inalteradas para el año 2021. Así, otra vez, no subirán la contribución urbana y rustica, el impuesto de vehículos, el de plusvalías o el de construcciones, principales figuras impositivas del ayuntamiento.

TASA SERVICIO AGUA POTABLE

Sí se abordó durante este pleno extraordinario la modificación de la ordenanza fiscal que regula los servicios del agua potable y de la recogida de residuos. En el primer caso se debe a la obligación contractual que tiene el ayuntamiento de Bolaños de subir cada año el precio de los diferentes conceptos de esta tasa derivado del contrato que el ayuntamiento de Bolaños firmó en el año 2009 por veinte años, cuando gobernaba el PSOE. En esta línea, el concejal de Infraestructuras y Servicios, José Manuel Labrador, aprovechó para destacar que a causa de ese contrato firmado en 2009, este año, la tarifa de agua subiría un 2.2% con su impacto sobre los usuarios del servicio.

Esta subida fue votada en el Pleno por unanimidad, ya que el grupo municipal socialista también voto a favor.

TASA SERVICIO RECOGIDA RESIDUOS

Por otro lado también hubo que retocar la tasa reguladora del servicio de recogida de residuos al haber subido al ayuntamiento el consorcio de RSU su coste para el año 2021 en 1.45 € por habitante y año. Sin embargo, esta modificación solo fue votada favorablemente por el grupo Popular, votando en contra el grupo municipal socialista. En la recogida de los residuos sólidos urbanos el Consorcio RSU ha aplicado subidas importantes a la tasa de basuras en nuestra localidad en los dos últimos años. En 2020, el Ayuntamiento de Bolaños tuvo que hacer frente a un incremento de 60.000 euros, mientras que para 2021, la subida ha sido de 17.500 euros.

BAJADA Y CONGELACIÓN DE TODOS LOS  IMPUESTOS. MUNICIPIO CON IMPUESTOS BAJOS

El Alcalde, Miguel Ángel Valverde, aprovechó para volver a recordar que, “nuevamente se mantienen o se bajan los impuestos municipales, si tenemos en cuenta que ni siquiera se aplica el IPC, como viene sucediendo desde el año 2011  en el que, por ejemplo,  nos encontramos el IBI en el 0.68% del valor catastral y hoy día está en el 0.54%, como también ha sucedido con impuestos que han bajado  como el de vehículos, el de Plusvalías, que se redujo a la mitad, o el de construcciones”. Así mismo, el primer edil añadía que “a pesar de esta pequeña subida de la tasa del servicio de recogida de residuos, porque al ayuntamiento le suben el precio de este servicio, Bolaños sigue siendo uno de los municipios de nuestra entidad de población y servicios que más bajos mantiene los impuestos municipales en su conjunto. Por desgracia, respecto al agua potable, nos vemos obligados a aprobar esta subida por el contrato que firmó el gobierno del PSOE en el año 2009, y que   obliga al ayuntamiento a subir el precio de este servicio cada año 1,5 puntos más el IPC correspondiente hasta el año 2029”.

NUEVO MODELO DE FACTURACIÓN DE ALGUNAS TASAS Y EFICIENCIA EN LA RECAUDACIÓN

Por otra parte, el alcalde se refirió al trastorno provocado a los vecinos por la nueva forma de facturación de los servicios de agua potable, servicio de recogida de basuras , alcantarillado y depuración de aguas que, desde este año, se está facturando de manera conjunta a través de la empresa del agua y no del servicio de recaudación de la Diputación Provincial,  habiéndose recibido la misma liquidación de servicios pero en una única factura y hacerlo, así mismo, a partir de ahora de manera trimestral y no semestral como se hacía antes. Así el alcalde pedía disculpas por este trastorno y decía, “lamento el trastorno que en el comienzo esta nueva facturación ha ocasionado a muchas personas, al ver que unos recibos que antes estaban fraccionados ahora se han juntado en uno solo” aprovechó para manifestar, al tiempo que recalcó que “se está cobrando lo mismo que antes por separado, no se han cobrado nuevas tasas”.

Con este nuevo modelo de facturación se pretende facilitar al usuario de los servicios el pago de los mismos, al hacerse de manera trimestral, mejorar la gestión recaudatoria y al mismo tiempo provocar ahorros importantes por esta gestión que no tendrá que pagar el ayuntamiento, como ahora hace, a la Diputación Provincial.