logoMobile

Noticias

21/03/2019 Esperábamos un rival más duro por ser octavos de final

Entrevista a la extremo derecha del Rincón Fertilidad Nazaret Calzado, que tras una larga lesión ha regresado al equipo.

El Rincón Fertilidad ya está en los cuartos de final de la Challenge Cup, después de pasar por encima del Istogu de Kosovo este pasado fin de semana. Una de las protagonistas del triunfo en la eliminatoria fue la extremo derecha Nazaret Calzado, recuperada por fin de su grave lesión de rodilla.

Nazaret Calzado (29-6-95, Bolaños de Calatrava) está de vuelta. Hace casi un año, en marzo de 2018, la extremo del Rincón Fertilidad sufrió una grave lesión en la rodilla que le ha tenido 8 meses de baja. Ya con el alta médica de nuevo, la brava jugadora del equipo malagueño recupera sensaciones partido a partido, como demostró este pasado fin de semana en la eliminatoria europea ante el Istogu de Kosovo.

¿Ha sido tan fácil como ha parecido esta eliminatoria europea contra el equipo de Kosovo?
La verdad es que nosotras, cuando estuvimos analizando al equipo, todas sinceramente nos esperábamos un rival un poco más duro, que no fuera tan asequible para unos octavos de final. Aun así, no hay que quitarle mérito al equipo, creo que hemos trabajado bastante bien toda la eliminatoria.

¿Qué sensaciones le dejan estos octavos de final?
Nos quedamos con sensaciones muy positivas porque aunque el rival no ha sido tan duro como esperábamos, sí es verdad que el equipo ha hecho un buen juego, hemos participado todas y estamos contentas.

El Rincón Fertilidad ya está en cuartos de final, eliminatoria que alcanzó la temportada pasada. ¿Se podrá superar ese tope?
Creo que sí. En lo que llevamos de temporada ha habido momentos muy buenos en los que hemos demostrado que el equipo está capacitado para luchar por cualquier cosa. Trabajando mucho día a día y preparando bien los partidos seguro que podemos estar en semifinales.

Vaya pasada el ambiente en Alhaurín para apoyarlas en estos dos partidos...
La verdad es que es increíble. Siempre que jugamos en Alhaurín es un placer y a todas las jugadoras nos encanta. Es una pasada hacer lo que te gusta y encontrarte con el apoyo que siempre nos da Alhaurín.

Esto de jugar los dos partidos en casa parece mucha ventaja. ¿Le gustaría repetir la próxima eliminatoria jugando la ida y la vuelta en Málaga?
La verdad es que la afición siempre suma, así que yo lo firmaba. Me parece una buena opción.

¿Está superado el bache tras el parón por el Campeonato de Europa? ¿Está el equipo con mejores sensaciones?
Creo que sí. Fue un momento de bajón que tuvimos todas. Fue un poco contagioso. Pero ahora estamos mentalizadas que tenemos que luchar entre todas, no venirnos abajo y entre todas llevar al equipo lo más arriba posible.

Y Nazaret Calzado, ¿cómo está tras su lesión? ¿Le falta mucho para volver a estar al cien por cien?
Estoy muy contenta. Hace más de 10 meses de mi lesión y cada vez estoy mejor, intentando aportar al equipo lo máximo posible. Todavía me falta un poco de velocidad, de explosividad. Al final he estado ocho meses fuera y parece que no, pero esas cosas se pierden, sobre todo después de una operación y tanto tiempo parada. Creo que trabajando a tope cada día podré recuperar lo que me falta.

La temporada ahora se pone interesante con los cuartos de final europeos, la Copa de la Reina, la posibilidad de luchar por los puestos de arriba en la Liga Guerreras Iberdrola... ¿Hasta dónde puede el equipo llegar?
Es verdad que tuvimos ese bache, pero este equipo ha demostrado que igual que se han perdido partidos porque jugamos muy mal, podemos ganarle a cualquier equipo. De eso no creo que haya dudas. Solo falta creérnoslo y seguir trabajando.