Noticias

04/08/2022 El Pleno aprueba por unanimidad una moción para solicitar nuevamente a la Subdelegación del Gobierno presencia permanente de Guardia Civil y, mientras tanto, seguridad privada

El alcalde, Miguel Ángel Valverde, recordó que la seguridad ciudadana “es competencia exclusiva de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con los que deben coordinarse los cuerpos de Policía Local, como así hacen”


Bolaños de Cva. 4 de agosto de 2022. El Pleno Municipal celebrado ayer por la tarde en Bolaños aprobó por unanimidad una moción instando nuevamente a la Subdelegación del Gobierno presencia permanente de la Guardia Civil, como ya se hizo en el Pleno del 9 de febrero de 2021. Aunque la moción es la misma que la de hace un año, se ha añadido solicitar también autorización para que mientras tanto y, al menos durante los meses de verano, se autorice al Ayuntamiento a reforzar la vigilancia y control de determinadas zonas de tránsito peatonal de la localidad con seguridad privada.

Tras el reciente ingreso en prisión de un hombre por la muerte de otro tras una pelea en un local de ocio de Bolaños, el Equipo de Gobierno llevó al pleno ordinario de ayer esta moción de urgencia para reiterar la necesidad de más dotación de Guardia Civil en Bolaños que, como el alcalde, Miguel Ángel Valverde, recordó “es competencia exclusiva de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”.

Ratificada la urgencia por unanimidad y, por tanto, incluida en el orden del día, la moción solicitaba a la Subdelegación del Gobierno que “entienda que de manera urgente debe de haber presencia permanente durante las 24 horas del día, al igual que ocurre con la Policía Local, de al menos una pareja de Guardia Civil en la localidad para ocuparse de sus competencias y, fundamentalmente, de las que tienen que ver con la seguridad ciudadana”. La petición venía motivada, además, “al entender insuficiente la prestación del servicio tal y como ahora se hace, y como también demandan los propios agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local, y tener esta localidad una acreditada necesidad de atención a este servicio social por su compleja realidad e implicaciones socioeconómicas”.

El primer edil recordó que “la falta de seguridad no es un problema del Ayuntamiento, sino para el Ayuntamiento porque en muchos casos la primera o la única autoridad que interviene es la Policía Local de Bolaños, al no haber efectivos suficientes de la Guardia Civil”, desmintiendo así la información del delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, quien aseguró que había dos patrullas permanentes en la localidad.

Así, el alcalde evidenció con datos contrastados que “en los últimos tres meses, de las 82 intervenciones en materia de seguridad ciudadana atendidas de manera conjunta con Policía Local, había una pareja de agentes de Guardia Civil en Bolaños solo en 27 ocasiones, en 25 la Guardia Civil vino de otra localidad pero los primeros que intervinieron fueron nuestros efectivos, en 16 no consta la procedencia y en 14 ni siquiera vinieron porque estaban dando cobertura a avisos en otros pueblos”. “Bolaños no puede estar integrado en un conjunto de municipios donde se reparten los agentes de la Guardia Civil porque necesita más seguridad”, siguió Valverde. Y añadió “la coordinación a la que nos obliga la ley con la Guardia Civil es y ha sido extraordinaria, pero estos últimos no son suficientes para atender las necesidades de nuestro municipio y hacen lo que pueden”.

En alusión al incidente del pasado sábado, el regidor del Consistorio expuso que “la intervención que hubo fue de tres agentes de servicio de la Policía Local de Bolaños, que en ese momento se encontraban atendiendo una posible ocupación ilegal de una vivienda acompañados de una pareja de Guardia Civil. Esta última tuvo que marcharse para atender una pelea en Almagro, volviendo a evidenciar una insuficiencia de dotación de Guardia Civil en la comarca”.

Para finalizar, el alcalde recalcó el carácter “ejemplar” del municipio, donde la integración con las personas inmigrantes desde su llegada en el año 1997 ha sido “modelo”, y pidió que “no se politicen los hechos acontecidos, reconociendo, eso sí, que esta realidad compleja, que ha producido beneficios mutuos indudables, provoca también algunos problemas de convivencia que debemos intentar mejorar entre todos”.